miércoles, 24 de agosto de 2016

Javier Hernández

Muchas veces cuando las cosas no salen de la manera que queremos, nos quejamos, y hasta nos regodeamos en lo negativo, en lugar de enfocarnos en las cosas buenas que tenemos. Y precisamente, esta actitud de centrarse en lo bueno que hay en nosotros, en una de las cualidades de Javier Hernández. Tuve la suerte conocerle gracias a Twitter, su testimonio y la energía que transmite en sus entrevistas me fascinaron. Posiblemente, lo que más os llamará la atención es que no tiene brazos, pero no hace falta conocerle en persona para descubrir que su filosofía de vida y la positividad que irradia hacen que solo veas sus virtudes, te das cuenta de que es una gran persona con una energía desbordante. Cómo él refleja: lo importante no son las cosas que nos faltan, sino lo bueno que tenemos y el potencial que podemos sacarle. Y desde luego Javier, ha sabido plasmar su actitud en sus logros. A pesar de no haber participado antes en una competición de natación, y tras unos de años de esfuerzo, consiguió ser finalista en los juegos paralímpicos de Londres 2012. Otra de sus metas cumplidas ha sido ser la tercera persona en Europa en conseguir el carné de conducir con los pies. ¿No os parece una persona digna de admiración? Y no solo porque se ha superado a si mismo, sino porque nos está dando a todos una gran lección. Nunca es tarde para alcanzar las metas que soñamos, con esfuerzo y dedicación todo es posible.


Os invito a que le conozcáis un poco más en este vídeo y en el enlace de su página web:





martes, 9 de agosto de 2016

El poder de los sueños

¿Quién no ha soñado alguna vez en llegar a metas lejanas y alcanzar los sueños distantes? Yo creo que todos, pero llega un punto en nuestras vidas que nos topamos con la realidad y las ilusiones se desvanecen. Muchos de vosotros sabéis que el subtítulo de mí libro es: “Un camino lleno de sueños y metas”, y no ha sido casualidad que eligiera esta frase, como los que habéis asistido o visto el vídeo de mi presentación comprenderéis lo que simboliza.
Este tema es muy importante. Vivimos en una sociedad que nos inculca a esforzarnos a ser mejores (casi a toda costa), dándonos prioridad a las opciones que sean más rentables, y dejando de lado lo que nos hace felices. ¿Y para qué? Para gastar y consumir el dinero en cosas que supuestamente nos ayudan a ser mejores o para ocultar nuestros defectos. Nos envuelve la rutina y el estrés por subsistir día a día... Y acabamos olvidándonos de nuestro niño interior... O lo que es peor nos confunden haciéndonos creer que nuestro sueño es tener más y más.
Estamos demasiado influenciados por las películas que nos hablan de personajes heroicos, que tras un gran esfuerzo acaban consiguiendo sus mayores deseos (y eso no me parece mal), lo malo es cuando empezamos a compararnos con personajes de ficción.
La vida es mucho más que cumplir sueños o alcanzar metas, la vida es un camino que hay que disfrutar en cada paso. Claro que encontraremos piedras y rosas con espinas, pero tras cada fracaso o situación dolorosa habrá una experiencia que nos enriquecerá. Así que os animo a que soñéis y actuéis, siguiendo vuestros deseos. Yo pienso que la clave está en la razón y el corazón, y aunque se tarden cien años todo acaba llegando. Por supuesto que hay esforzarse y trabajar duro, pero intentando mantener la chispa de nuestras pasiones. Miradme a mí, yo jamás pensaba que iba adelgazar, y sin embargo, ahora peso 130 kg menos que aquel muchacho que casi se dio por perdido. Y mis sueños no acaban ahí, tengo muchos, y uno de ellos es ser un escritor profesional. No sé si lo lograré, pero pienso disfrutar de cada historia que cree, y si la cosa me sale mal siempre tendré otras opciones disponibles. Por eso os digo que no pospongáis más vuestros objetivos, aunque sea poco siempre se puede hacer algo cada día para estar más cerca de ellos.

Despido este post con una cita de Albert Espinosa: “Si crees en los sueños, ellos se crean”. :D

miércoles, 27 de julio de 2016

Pokémon Go

Últimamente Pokémon está tan de moda, que era cuestión de tiempo que le dedicase otra entrada en el blog (Aquí podéis ver el post que publiqué hace unos años). Soy seguidor de la saga desde que era un niño, y a pesar de que en algunas etapas de mí vida el entusiasmo había aumentado o disminuido, lo cierto es que nunca ha llegado a desaparecer. Incluso en la actualidad sigo siendo un gran fanático, de hecho, en las ediciones de los juegos de 3DS tengo varios de mis criaturas transferidas desde la época de Game Boy Advance. Bueno, la entrada quiero dedicarla al último juego que ha salido para móviles. Esta aplicación ha hecho que todo el mundo acabe escuchando las palabras Pokémon o Poképarada cuando sale a la calle.
Es una gran revolución en muchos sentidos. Aunque, hace unos meses había 
escuchado
hablar de este proyecto, no sabía que esperarme, y ahora que está en boca de todos, y lo he probado puedo plasmar mi opinión con más claridad. Me parece un juego muy original, dotando de una nueva perspectiva al universo de la saga. Nintendo ha vuelto ha hacerlo, y de manera muy efectiva. Por supuesto, no todo me gusta y me produce sentimientos encontrados. Por eso voy a resumiros los que creo que son puntos positivos y negativos: 

Lo malo: Es un juego en el que tienes que estar muy atento a tu entorno, y si te distraes puedes sufrir algún tipo de accidente. Aunque, mucho niños lo están jugando, pienso que no deberían hacerlo sin la compañía de alguien adulto, ya que hay ciertos lugares donde pueden colocar cepos para atraer Pokémon, y puede ser que alguien con malas intenciones se aproveche para hacer que los incautos vayan a dichas zonas. Depende de conexión para jugarlo y además gasta bastante la batería. Actualmente los servidores están dando algún que otro problema, pero lo más seguro es que lo con el tiempo vaya mejorando.

Lo bueno: A pesar de que hay varias opciones para comprar extras, es un juego gratuito, y se puede jugar sin gastar nada. Te motiva a salir a andar y a recorrer varios kilómetros, lo que nos lleva a descubrir nuevas zonas de nuestras ciudades y a mantenernos sanos. Donde vayas te encontrarás a personas jugándolo, así que puede ser un buen incentivo para conocer a más personas y hacer amigos. Para mi gusto ha sido un acierto que le dieran prioridad a la primera generación de criaturas, ya que me recuerda mucho a mi infancia, más adelante actualizarán la aplicación añadiendo otras generaciones.

Recomiendo que lo probéis, eso sí, jugar siempre atentos a la vida real. Así que... ¡Hazte con todos!







lunes, 18 de julio de 2016

Alma Salvaje

Sinopsis: Tras unas duras experiencias personales que tocaron fondo con su divorcio y sobre todo con la muerte de su madre, la joven Cheryl Strayed decidió recorrer en solitario, y careciendo de experiencia, más de 1600 kilómetros por el Sendero de las Cimas del Pacífico, que atraviesa el desierto de Mojave y sube hasta la frontera entre los estados de Oregón y Washington, en un intento de encontrarse a sí misma. (FILMAFFINITY)

Os traigo una nueva recomendación inspiradora, si os gustan las películas de desarrollo personal y de autodescubriemiendo, y además, basada en una historia real, esta os va a gustar. La vida de Cheryl no ha sido fácil, para encontrarse a si misma decide emprender un gran reto: recorrer el Sendero de las Cimas del Pacífico. Lo que más me ha impactado a lo largo de la historia es cómo reflejaba la manera en que la protagonista emprende el camino, lleno de dificultades sobre todo por su falta de experiencia, y con todos los inconvenientes que se van topando en su recorrido, pero a pesar de todo sigue hacía adelante. La película refleja a perfección lo duro que puede ser estar en soledad, junto a nuestros recuerdos, pero también a valorar lo que podemos conseguir por nosotros mismos al aceptarnos tal y como somos. Y es que al final, da igual lo que nos haya pasado a lo largo de la vida, lo importante es lo que asumimos en el presente. Creo que este peli puede llegar a gustar a todo tipo de personas, pero en especial los amantes de la naturaleza y el senderismo la sabrán apreciar de otra manera.




martes, 12 de julio de 2016

Un día en la mesa electoral

Como muchos de vosotros sabréis el pasado 26 de Junio se repitieron las elecciones en España, y tuve la “suerte” de que me tocara participar de primer vocal en la mesa electoral (ni si quiera pude librarme como suplente xD). Os contaré qué tal fue esta experiencia, pero tranquilos no voy a escribir un post sobre política. Los que me seguís en las redes sociales, sabéis que no ha sido una labor agradable, es más, fue bastante tediosa, igual que dije lo que viví ese día da para más de una entrada, por eso he preferido dejar que pasara el tiempo para poder escribir con más perspectiva. Aunque vaya a contar algunos aspectos negativos, deseo aportar mi experiencia para a quienes les toque en el futuro participar en una mesa estén mejor preparados.
Lo pasé bastante mal, porque estuvimos allí desde las 8:00 de la mañana, hasta las 0:45, vamos, una cantidad de horas inhumanas. Lo peor fue lo mal organizado que estaba todo. El presidente de nuestra mesa y de la otra, tenían que estar consultando a la administradora cada dos por tres (que encima era su primera vez y ella estuvo llamando a no sé dónde para que le explicaran las cosas). Tanto para almorzar, y a la hora de comer, nos dieron ellos las dieta, pero por la tarde y la noche se olvidaron por completo de nosotros. En general durante las horas que los electores tenían que votar, yo me dediqué a apuntar los nombres y apellidos del censo, mientras mis compañeros hacían el resto, tuvimos la suerte de contar con la ayuda de los interventores, que a pesar de formar parte de diferentes partidos políticos, nos ayudaron más que la administración. Para mí la parte más angustiosa fue a la hora del recuento de las votaciones, sobre todo las del senado. Imaginaos como me sentí después de llevar más de diez horas sin comer e intentado anotar los votos, no sé ni como me desplomé del cansancio que tenía. Imagino que para el presidente y el segundo vocal también debió de ser incluso más pesado, menos mal que ambos fueron muy amables conmigo. Cuando creíamos que todo había acabado, o al menos que faltaba poco, llegó la hora de rellenar muchos papeles y meterlos en sus respectivos sobres, fue un momento bastante tenso, y todos estábamos demasiado cansados, por no decir cabreados, más de una vez nos hicimos un lío, pero por suerte todo acabó.
Cuando llegué por fin a casa estaba tan agotado y exhausto, que aunque intenté comer algo mi estómago estaba cerrado y con nauseas. Encima, al día siguiente me encontraba como si me hubieran pegado una paliza, y apenas me podía moverme del dolor de espalda. Desde luego los 63€ que nos pagaron, no compensaban todas las horas que habíamos pasado.
Muchas personas que han participado en una mesa electoral, me han dicho que también han tenido una experiencia tan horrible como la mía.
 En fin, no pretendo regodearme en lo negativo, pero creo incluso de todo esto se puede sacar algo útil. Os aconsejo que si alguna vez os toca pasar por una mesa electoral vayáis bien preparados y mentalizados, mi recomendación es que os llevéis algo de comida, agua y alguna bebida energética, sobre todo por si por la tarde no os dan nada. 

Ojalá que en el futuro aprendan a organizar este tipo de cosas mucho mejor, para que quienes les toque no se sientan tan perdidos y sepan lo que tengan que hacer en cada momento. Para que sea más justo para todos. 

lunes, 4 de julio de 2016

Librepensamiento: Cómo no dejarse engañar

Empezamos la semana dedicando un post a este libro, aunque, no he tenido la ocasión de leerlo, me parece interesante la temática que trata. Una de las cosas que he comentado en mi biografía “Superando la obesidad” era la presión que imponen los medios sobre el tipo de cuerpo que “deberíamos” tener, y los complejos que al final nos acarreaban por sentirnos diferentes. Por lo que tengo entendido Alonso no solo toca este tema, sino que va más allá y aporta consejos para no dejarnos influenciar. Por si os interesa os dejo toda la información:

 Sinopsis

¿Qué puede aportar el librepensamiento a la democracia?
Esta obra busca proporcionar al lector los elementos que necesita para desenmascarar las técnicas de manipulación ideadas para dirigir nuestra mente y nuestra libertad de elección.
Con un estilo ameno y mordaz, se desvelan los mecanismos que usan quienes aspiran o detentan el poder para conseguir sus objetivos a costa de la ciudadanía. La presente obra es un recorrido a través de la psicología social, la filosofía y la antropología cultural como fundamentos para tener un pensamiento creativo y libre.
Descubrir cómo opera el poder y cómo direcciona nuestro pensamiento se pone al alcance de cualquier lector, con independencia de su grado de formación, para que pueda pensar con libertad.



Breve extracto

El lenguaje y el pensamiento van unidos. Cuanto más complejo sea nuestro lenguaje más rico será nuestro pensar. Podemos ilustrar esto refiriéndonos a los experimentos con chimpancés y gorilas a los que se les enseñó la lengua de los signos. El primer chimpancé que aprendió el lenguaje de los signos fue una hembra llamada Washoe, que consiguió aprender un vocabulario de 132 signos que representaban palabras. Cuando llegó a los dos años de edad, Washoe combinaba hasta cinco signos en frases del tipo «tú, a mí, sacar fuera, deprisa». Adquirir el lenguaje permitió a Washoe desarrollar rasgos humanos como mentir, maldecir, bromear o intentar enseñar el lenguaje a otros chimpancés. Como podemos ver, gracias a Washoe, el pensamiento se potencia gracias al lenguaje. Los eslóganes políticos pretenden que no pensemos más que en una idea, lo cual para nuestra mente es como si Washoe regresara al estado de analfabetismo. Este es el peligro de fundamentar nuestro pensamiento en eslóganes políticos: unas pocas ideas que dirigen nuestra mente y consiguen que el interés de una clase dominante tenga el aspecto de pensamiento universal.

Tras tantas, espero, aportaciones al librepensamiento, no se nos puede quedar la pregunta en el tintero: ¿cómo podemos saber si nos miente un político? La cosa se complica más cuando se trata de políticos embusteros que despliegan todas las técnicas de manipulación del pensamiento que hemos visto anteriormente. En este caso, para atravesar la armadura de sus mentiras, podemos utilizar un arma blanca: la navaja de Ockham.

El individuo se culturiza socialmente y, aunque utilizamos la cultura de manera creativa, pues no somos zombis aquiescentes a todo lo que las normas culturales reglamenten, hay que tener en cuenta que el sentimiento grupal innato en el ser humano nos impulsa a buscar la aprobación de los demás. Esta instintiva necesidad de pertenecer a un grupo hace que, para ser aceptados, adecuemos nuestros comportamientos y opiniones a los del grupo.


Sobre el autor

Alonso Barán nació en Madrid en enero de 1978. Es escritor, filósofo y guionista.
Además de graduarse en filosofía por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), tiene un máster en guion de cine y televisión.
Ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional en medios de comunicación y es autor de un guion para largometraje y varias novelas.
En Librepensamiento. Cómo no dejarse engañar queda patente su motivación como intelectual que quiere encontrar soluciones a los problemas que se enfrenta nuestra sociedad.
En un tono irónico y con una dinámica propuesta de ideas, este ensayo pone de relieve la forma de pensar del autor: un revelador análisis que reúne conocimientos de varias
disciplinas académicas para conformar un punto de vista refrescante y diferente.


Dónde se puede adquirir





martes, 24 de mayo de 2016

Una vida sin limites

Tenemos la suerte de que en el mundo existen personas, que no solo se superan a si mismas, sino que, además, nos enseñan una valiosa lección. Los que me seguís en las redes o habéis leído mi libro, ya sabréis que Nick es todo un referente para mí. Y desde que lo descubrí siempre había tenido mucha curiosidad por conocer su libro, por eso sabía que era cuestión de tiempo hasta que pudiera hacerme con un ejemplar. ¿Qué os vais a encontrar en su biografía? Pues mucha inspiración, consejos, anécdotas de su vida diaria, cómo fue su infancia, y en resumen vais a conocer al señor Vujicic desde una perspectiva más cercana. Tal vez sea eso lo que más puede sorprender, por obvio que parezca, a pesar de que no tenga extremidades, Nick no es tan diferente a nosotros. De hecho, lo único que le puede diferenciar, es que el ha aprendido a superar sus limites y se esfuerza en usar su testimonio para ayudar a personas de todos los rincones del mundo. Han sido muchos obstáculos los que ha tenido que superar a lo largo de su vida, y hasta de niño pensó en suicidarse, pero por suerte salió adelante. Es una persona con fuertes convicciones religiosas y la fe es uno de sus pilares fundamentales, pero aun así también recomendaría esta obra a personas que no sean creyentes. Lo que nos refleja Nick, es una gran lección, que puede servir para todos tipo de personas. Seamos como seamos todos nos merecemos vivir una vida sin limites.



Sinopsis: Nick Vujicic nació sin extremidades. Durante mucho tiempo pensó que no servía para nada pero un día decidió que no valía lamentarse y aprendió a sobrevivir sin límites en un mundo lleno de barreras. Y ahora es capaz de tocar la batería, de cocinar y de levantarse del suelo más de cien veces. Lo que Nick Vujicic enseña en sus charlas es que no importa cuántas veces caigas, lo importante es saber si al final vas a acabar siempre con fuerzas. ¿Vas a acabar siendo fuerte? Porque lo importante es la fuerza por superar las adversidades.